por

Este post no va de recetas mágicas, ni soluciones especiales.

Todo comenzó en Febrero de 2016. Un día al levantarme me noto cansado, pero no era la primera vez, se que ronco como un oso,  esta situación hace que empiece a buscar razones del roncar y una de ella es la obesidad, ya que de las restantes no tenía ninguna relación. Realmente no era un Homer Simpson, pero si parecía una nevera, igual de ancha por todos sus lados. En este momento pesaba unos 128kg, midiendo 192 cm, con un porcentaje de grasa corporal del 31%.

Por casualidades, un compañero de trabajo comenzó un tiempo atrás con esto de hacer deporte y perder peso, sin embargo como soy una persona que debo entender y me gusta siempre optimizar las cosas que hago y en las que trabajo, dediqué tiempo antes de ponerme en acción para ver cual era la forma ideal para lograr mi meta, simplemente estar más saludable, todo lo demás era un “bonus”.

Primero evalué el como estaba mi sistema cardiovascular (Hago constar que esto no es una prueba científica, pero es suficiente para saber como me encuentro), intento correr a un ritmo razonable, sin jadear y poder mantener una conversación, más de 800 metros era algo imposible, el agotamiento era máximo. Lo siguiente era evaluar mi alimentación, lleve cuenta de todos lo que comía, que comía y que contenía lo que comía (Si, lo se suena un poco obsesivo, pero es importante para plantearte los cambios y ser consciente). Lo siguiente fue hacer pruebas de fuerza muscular y esto fue totalmente decepcionante, no podía hacer mas de 3 flexiones seguidas, no podía hacer más de 10 abdominales seguidos. Esto fue una llamada total de atención a que debía hacer algo. También un examen de sangre, reveló cosas importantes: el colesterol estaba en 190, la glucosa en sangre 109.

Visto lo visto, era hora de entrar en acción. ¿Por donde empiezo?, pues vamos de lo mas sencillo a lo mas complejo. Visto lo visto en los exámenes de sangre y en el deplorable estado general que tenía físicamente, empecé por la comida.

Adios Azúcar !!!

Lo primero fue cortar el consumo de azúcar completamente (Esto ya lo explicaré con mas detalles en otro post). Me dijeron por que no la sustituía por edulcorante/stevia o algo parecido, decidí eliminar la “dulzura” en todo. Lo mejor, comenzar a descubrir los sabores de todo lo que tomas y comes al no estar saturados de azucares (Adicionales a los que llevan). Esta decisión también llevó a eliminar el consumo de refrescos y zumos (Si, alguna vez me permito alguno pero bastante menos que 1 vez al mes). También eliminé cualquier consumo de bollería industrial que comía de vez en cuando y otras bebidas como cafés preparados. Lo principal fue habituarme a una nueva forma de comer, menos basura y comer comida que realmente me dejara satisfecho para evitar el picoteo (esto se evita consumiendo alimentos con una carga baja de indice glucémico que también explicaré en otro post mas adelante).

El siguiente paso fue incrementar mi actividad diaria, para esto aproveche en este momento que había aparecido en el mercado la Mi Band 1S, fue motivadora en el sentido que si eres competitivo contigo mismo, siempre quieres superar lo que has logrado en pasos con respecto al día anterior. Esta competitividad, me llevo a comenzar a dar paseos diarios por el parque, y cada vez a mas ritmo para lograr hacer mas pasos en el mismo tiempo. Estos paseos solían ser de 1 hora, sin embargo cada vez eran mucho más rápidos, por lo que la distancia era mayor. Es importante saber que para avanzar en este respecto debes motivarte a superarte, también esto ayuda a mejorar cada día más física y mentalmente, y evitar no acostumbrar al cuerpo a una nueva rutina sin obtener avances significativos.

Llegaba el mes de Mayo, ya había bajado unos 15 kg aun uno 5 kg cada mes, ya comenzaba a correr, mis tiempos eran de algo cercano a los 6:30/km. Ya podía correr hasta completar 7 kilómetros a este ritmo sin desfallecer. Sin embargo algo no cambiaba, seguía usando la misma talla de pantalón (Una 42 americana). Empecé a investigar nuevamente la razón de esto. El correr es un ejercicio en su mayoría cardiovascular con el que se puede perder peso sin embargo si no incrementas tu nivel metabólico lo único que logras es consumir más calorías cuando haces ejercicio que está bien pero para que lo entendamos de una forma mas sencilla, lo que queremos es cambiar nuestra composición corporal (Ese 31% de grasa corporal que mencioné al principio), no bajar de peso. 1kg de grasa puede aportar hasta 9.000 kcal, teniendo un 31% de grasa corporal, esto implicaba que en este momento tenia 39kg de grasa en el cuerpo que a 9000 kcal por kg nos da 351.000 kcal. Por mucho que corriera las tallas bajarían poco a poco asumiendo que en cada carrera puedo quemar entre 800 y 1200 kcal, esto me llevaría años lograrlo (Ya que tampoco puedes correr todos los días).

Aumentando el nivel metabólico o TMB

Una forma de aumentar tu nivel metabólico o aumentar tu metabolismo basal que es el consumo energético que haces solo por existir (Respirar, digerir la comida, los latidos de tu corazón, etc) es aumentar tu nivel muscular. Por casualidades del destino, me llego una oferta para probar la aplicación Results de Runtastic por un año con un 50% de descuento (49€ antes del descuento), no era algo significativo en coste, y bastante menos que una suscripción a un mes en un gimnasio, así que me decidí probarla.

Los primeros entrenamientos eran totalmente agotadores, las agujetas musculares eran durante el primer mes lo normal. Es importante saber, que para comenzar a hacer un entrenamiento con esta app, debes tener fuerza de voluntad y saber presionarte, si no, te rendirás o harás trampa pensando en ya recuperaré lo que no he hecho. Es importante entender que esto no es para otra persona, esto no es para que te veas bien, esto es para que tengas una mejor salud, todo lo demás es un añadido.

Pues bien, comencé con mis entrenamientos con la app 5 veces por semana, salía a correr 2-3 veces por semana (Si, algún día o 2 por semana se juntaban ambos), pero en este momento corría a las 6 AM (En verano prefiero esta hora), con el fresco de la mañana y hacia el entrenamiento de la app en la tarde en casa. Al combinar estos dos ejercicios, ya comencé a notar que las tallas del pantalón comenzaban a bajar.

Manteniendo este ritmo durante el resto del año, ahora estoy pesando 98 Kg, sigo midiendo lo mismo, eso si que no ha cambiado, pero mi grasa corporal ahora es del 18%. Mi talla de pantalón ahora es una 32 americana. Ha sido duro, ya que mas de una vez estás dispuesto a abandonar por la agujetas, por que cada vez el entrenamiento te exige más, pero es algo que ha valido la pena. Por lo pronto los ronquidos ya son cosa del pasado, el colesterol ha bajado a unos 115 y el nivel de glucosa en sangre ha bajado también a 76.

En otros post iré detallando la información que he obtenido por el camino, ya que esto es simplemente una brocha gorda de todo el proceso pero no hay forma de condensar todos los datos en una simple entrada.

Content not available.
Please allow cookies by clicking Accept on the banner